Posts Tagged ‘Biocombustibles’

Un grupo de investigadores marinos sale a revisar como está su cultivo de algas en el suroeste de Irlanda. Las algas que plantaron hace unos meses han crecido, conviertiendo este lugar en una auténica plantación submarina.

“Se pude ver claramente que hay una gran cosecha de algas aquí debajo. Las plantas crecen entre dos y tres metros. Vamos a tener que recogerlas muy pronto”, dice Freddie O’Mahony, bióloga marina.

El cultivo de algas marinas ha ganado popularidad en Irlanda a raíz de la creciente demanda de los sectores de la alimentación y de la salud. Pero este proyecto europeo de investigación estudia también estas plantas como productoras de biocombustibles.

(más…)

Anuncios

Read Full Post »

Biocombustibles

Desde hace ya algún tiempo, la palabra “biocombustible” está en todas las bocas. Los “biocombustibles” son nombrados como los salvadores del problema energético de la humanidad y del calentamiento global. Las empresas prometen enormes ganancias y se supone que contribuirán al desarrollo económico de los países del Sur. ¿Llegó por fin una “era del oro verde” y se ha conseguido salvar el clima? ¿Por fin podemos apretar el acelerador de nuestros automóviles sin más preocupaciones por el ahorro de energía?

La respuesta es sin duda: ¡No!

La electricidad y el calor de las calefacciones que se produce a base de aceite de palma, así como el “bioetanol” y el “biodiesel” para el transporte no son otra cosa que energía destructora de las selvas tropicales, aceleran el cambio climático y además, para millones de personas significan hambre.

(más…)

Read Full Post »

La empresa de biocombustibles Raizen, creada en Brasil por el gigante petrolero Shell, cultivaba caña de azúcar en tierras guaraníes desde 2010. La producción de etanol de caña de azúcar por parte de la multinacional para exportar a Europa, fue causa de gran sufrimiento para el pueblo indígena: se vieron desplazados de sus tierras y arrinconados en reservas o en las márgenes de las carreteras. Cada vez más explotados como mano de obra barata por los dueños de las plantaciones y llegó a haber conflictos con resultado de muerte. Los ríos contaminados con pesticidas, el agua escaseando. Desde la inauguración de la fábrica de etanol, la salud de los niños, adultos y animales se deterioró considerablemente a causa de los productos químicos utilizados en las plantaciones.

(más…)

Read Full Post »

Más allá de todas las voces idiologica y geograficamente diversas, informes, documentos, libros  y pruebas historicas que demuestran el impacto social de la producción de biocombustibles, nuestra presidente y sus ministros obtusos sigue sosteniendo que este, es el modelo a profundizas. ¿ 54% que pensas sobre el tema ?…va ¿ te interesa ?”

Jean Ziegler: “biocombustibles, un crimen contra la humanidad”

16-04-2008

Mientras la aristocracia económica y financiera internacional, reunida estos últimos días en Washington, ha descubierto la explosión de los precios agrícolas y la multiplicación de los disturbios del hambre impuesta, el problema alimentario mundial y sus consecuencias sociales, un hombre lleva mucho tiempo dando la voz de alarma: Jean Ziegler ex relator especial de las Naciones Unidas para el Derecho a la Alimentación.

El catedrático suizo no ha dejado pasar ninguna oportunidad, desde hace años, para llamar la atención de los responsables mundiales sobre la situación de los hambrientos del mundo, así como sobre los daños de los mecanismos del mercado en la agricultura de los países en desarrollo.

(más…)

Read Full Post »

La empresa Cargill vende aceite de palma que se produce tras destruir la selva en Sumatra, hogar de los últimos orangutanes.

Así, la multinacional participa de la destrucción de las áreas más importantes de selvas del planeta. Sólo auí viven los orangutanes, junto a especies poco comunes de tigres, elefantes y rinocerontes. Muy pronto, todos estos animales podrían ser víctimas de las llamas. Para producir el aceite de palma se talan las últimas selvas.

Unos 100 orangutanes ya han desaparecido a causa del fuego, según informan los defensores de la naturaleza desde Indonesia. Hasta el fin de 2012 podrían quedar extinguidos, si las talas continúan.

La multinacional Cargill es un gran exportador de aceite de palma, comerciando con aproximadamente el 25 % del aceite de palma a nivel mundial. Con esta materia prima se produce entre otros muchos productos margarinas, velas, helados, cosmética, bollería industrial.

Por favor, escriba a la dirección de Cargill exigiendo que deje de participar de la extinción de los orangutanes.

Fuente: Salva la Selva

Read Full Post »

Los seres humanos han utilizado la biomasa para producir energía desde tiempos inmemoriales de forma sostenible. Por otro lado, la industrialización está terminando con las reservas de combustibles fósiles y ésta es la causa de la búsqueda frenética de otras fuentes de energía. Las bioenergías se basan en la producción de energía a partir de materia viva, la biomasa.

La biomasa es materia viva como árboles, arbustos, hierbas, granos, algas, microbios y también residuos vegetales.

Los acuerdos del protocolo de Kyoto dieron lugar en Europa a políticas como la Directiva de Energías Renovables, aprobada en diciembre de 2008 por el Parlamento Europeo. Ésta tenía como objetivo diversificar las fuentes de energía, pero también abrir nuevos mercados globalizados para la agricultura industrializada europea. Se promovió un boom de bioenergía a escala industrial en muchos países del continente.

En la actualidad, dos tercios de la energía llamada renovable provienen de la biomasa, en la Unión Europea. Las otras energías renovables —solar, eólica, hídrica y otras— aportan sólo un tercio. La Comisión Europea pretende que antes de 2020, el 14% de toda la energía de la Unión Europea proceda de biomasa. La materia prima no será precisamente —como se dice a menudo— residuos, sino madera, y también aceites vegetales y biogás. El 75% de los subsidios para las energías renovables está destinado a la biomasa y los biocombustibles. Los demás se reparten entre la energía solar y eólica.

Esto sucede a espaldas de la opinión pública. Las informaciones son parcializadas al vender los beneficios de la economía verde, con la que se pretende continuar creciendo sin límite en lugar de concretar medidas sólidas de ahorro y eficiencia energética.

Renovable es lo que siempre vuelve a crecer, y sostenible es lo que manteniéndose diverso y productivo, no impacta negativamente sobre el medio. Pero al contrario de lo que se suele afirmar, ninguno de estos conceptos aplica a una economía globalizada y a un uso energético masivo y siempre creciente, ni a los impactos ambientales y sociales de este modelo económico.

Los supuestos beneficios de la generación de electricidad a partir de biomasa forestal son la disponibilidad ilimitada de la madera, el aprovechamiento de los residuos de la poda y el mantenimiento de los bosques, la forma limpia de producción o la neutralidad en términos del ciclo de carbono.

Pero no nos engañemos: no hay deshechos forestales capaces de abastecer la demanda energética que se requiere para producir energía para todas las centrales eléctricas de biomasa que se están instalando. La producción global de pastillas de madera [conocidas como pellets] era de unos 10 millones de toneladas en 2008 y se estima que se duplicará en los próximos 4-5 años. Se prevé un crecimiento anual global del 25 al 30% en los próximos 10 años, según la organización británica Biofuelwatch. Este gran crecimiento en la demanda de madera para la producción de electricidad impacta los bosques de Europa, Norteamérica y Rusia y obliga a muchos países a importar la materia prima de países productores del Sur global.

La demanda europea prevista de madera para la producción de energía eléctrica y calor es de 700 millones de metros cúbicos anuales de madera. Ya la industria maderera, del mueble, o la producción de pulpa de celulosa y papel, requieren anualmente de 500 millones de metros cúbicos de madera. La FAO afirma que, para 2020, Europa sufrirá una escasez dramática de unos 400 millones de metros cúbicos anuales de madera.

La demanda de madera importada significa una carrera por el uso de las tierras productivas, y el desplazamiento de pueblos indígenas y campesinos de los bosques en beneficio de las empresas productoras de la madera como materia prima industrial. La neutralidad en términos de carbono es igualmente cuestionable y no se sustenta sobre ninguna base científica sino en cálculos hechos a conveniencia.

Países como Suecia, Gran Bretaña o Alemania experimentan un desarrollo sin precedentes de la generación de biomasa a gran escala. Los planes de Gran Bretaña significan un consumo de 50 a 60 millones de toneladas de biomasa por año, repartidas entre varias centrales de biomasa planificadas, en construcción o ya instaladas. Pero Gran Bretaña produce tan sólo de 8 a 9 millones de toneladas de biomasa seca por año. Conclusión: tendrán que importar el resto.

Lo que se presenta a la opinión pública como un cambio benigno y benéfico, de la energía fósil a la renovable, es en los hechos un despojo global de los recursos naturales del Sur para el Norte que profundizará la injusticia y empeorará la pobreza y el hambre.

Por Guadalupe Rodríguez
Salva la Selva

Read Full Post »